4 Planes Imprescindibles que hacer en Carranza

Hotel Balneario Pallotti
septiembre 17, 2020

El Valle de Carranza es un lugar privilegiado por su historia y vegetación exuberante que, sin lugar a duda, aporta un toque especial a la zona. Así pues, nos alegra enormemente poder abrir este post con indicaciones para que tus planes sean únicos y quieras volver, una y otra vez, hasta consumirlos todos.

Una ruta por la naturaleza

Montaña y vegetación… El denominador común en este inmenso valle, con una flora y una fauna que son, literalmente, increíbles. Mucha gente desconoce el tesoro oculto de Encartaciones (comarca en la que nos encontramos), es el Valle de Carranza – Karrantza Harana, un lugar idóneo para descansar y disfrutar de la madre naturaleza, de la llamada de la tierra. Carranza está constituido por numerosos barrios como Molinar, Ambagasuas o Concha, entre otros.

¿Dónde estamos situados?

Nos encontramos en lo más profundo de Bizkaia y queremos descubrirlo de punta a punta, queremos sacarle todo su jugo y, por ello, planteamos alguna interesante opción. Todo depende de lo aventureros que nos sintamos, por lo que hablaremos de un perfil medio, sin extremos. Vamos a adentrarnos un poco más:

  • Rutas a pie – Senderismo: Son muchas las opciones que barajamos para poder dar un recorrido por Carranza, sin perdernos o sí, según nos interese, dentro de su basta vegetación. Existe la opción de bordear todo el valle por sus montes, pero prepara una buena mochila y piensa en hacerlo por etapas, será duro, aunque espectacular para los sentidos. Podemos iniciar en un lugar increíble como nuestro Balneario Casa Pallotti, donde haber podido prepara la ruta y haber cargado pilas, rodear las montañas subiendo por Ranero y bordeando este genial paisaje. Dependiendo de lo largo que lo queramos hacer, o dejarnos caer por los impresionantes Montes de Ordunte, dignos de visitar.
  • Rutas en bicicleta: ¿Carretera o montaña? Podemos marcarnos una ruta con varios puertos de montaña como el del Suceso, patrona de Carranza, o adentrarnos en las rutas antes comentadas, monte a través. Muy bueno poder realizar el paso por los Montes de Ordunte en bicicleta, merece la pena, es un fijo si eres de dos ruedas.

Historia y cuevas como día perfecto

Resulta que se muestran ante nosotros una cuevas impolutas, inmensas y perfectamente cuidadas, únicas en Europa por la constitución de sus estalactitas… ¿Qué más podemos pedir?

Cuevas de Pozalagua

Subiendo, dirección Ranero, dejando atrás este bonito pueblecito, vemos cómo comienza a coger todo forma. Nos encontramos con unas vistas de postal, para regalar, para soñar y para no olvidar jamás, estamos camino de las Cuevas de Pozalagua. En el exterior, zona del Parketxea, un auditorio que hace volar nuestra imaginación a representaciones teatrales, música en directo y un largo etcétera. Todo ello, resultado de una de las voladuras de la cantera que muestra en esta cara de la montaña un aspecto esculpido mano a mano entre el ser humano y la naturaleza. En su interior, metros y metros cuadrados de inmensidad, unas cuevas que tienes que visitar y admirar, para luego contar y volver a admirar. Como recomendación, la sala de Versalles, la zona más increíble y atractiva. Toca verlas, no hacemos más spoiler.

Historia de Karrantza

Como decíamos, hay numerosas opciones, entre las que incluimos la fábrica de Dolomitas, Iglesia de Biañez o casas de indianos. Fueron numerosos los habitantes de Karrantza los que marcharon a “hacer las américas” y, posteriormente, volvieron y mostraron sus ganancias al pueblo, dotándolo de estas construcciones tan originales y particulares. La Iglesia de Biañez, un templo digno de ver.

Balneario Casa Pallotti – Termas de Molinar

Mención especial a nuestro Balneario favorito, con sus aguas termales, y una historia digna de análisis, como se puede ver en uno de nuestros posts donde la desgranamos. Enclavado en el Barrio Molinar de Carranza, dando nombre a las «Termas de Molinar«, sus aguas han visto balneario, refugio, banco de sangre, aguas públicas para el pueblo en época de escasez, internado, escuela hogar… Un sinfín de caras las que guarda Balneario Casa Pallotti – Termas de Molinar, donde en la actualidad puedes venir a pasar tus vacaciones, un día en pareja, en familia o con amigos, realizar eventos de todo tipo e incluso tu boda soñada. Por supuesto, disfrutar de unas aguas únicas, para las articulaciones (reumatismos), vías respiratorias y piel.

Baños termales en un Balneario centenario

Sumergiéndonos de lleno en las aguas de Balneario Casa Pallotti – Termas de Molinar, donde las aguas son el mayor poder y la mayor fortaleza, vemos la opción de vivir un día de relax, un día para ti.

Familia, pareja y amigos

Nos encantan los planes con la familia, con nuestra pareja o con amigos, queremos aprovechar los días al máximo, exprimirlos y que el tiempo pase lento y muy intenso. Sabemos que un simple chapuzón en una piscina termal, con un paseo por unos terrenos infinitos, hacen que salivemos incluso, pero… ¿Y si introducimos un masaje o un circuito termal? Entonces, el resultado dura días o semanas. Nos gusta relajarnos y compartir esos momentos con nuestra gente, se está genial.

Balneario con masajes y circuitos

Un masaje relajante de cañas de bambú, uno hawaiano con aceites calientes o un descontracturante con aceite de romero si tenemos algún dolor. Unos fangos calientes o un programa de aromaterapia de… ¿chocolate o cereza? Oye, o unos chorros, un baño de vapor o unas duchas. ¿Y relajarnos en una bañera natural con más de 100 años de antigüedad, con agua sin cloro? Pues eso, que tienes que dejarte caer por este paraíso terrenal, al alcance de toda persona con ganas de vivir más y mejor Visita nuestro Balneario >>

Por ello, si aprovechas y te quedas unos días, fijo que le sacas más provecho a esta delicia de lugar. Conocerlo es repetir y todo carranzano sabe que “los baños” son un lugar especial y con un aroma que te marca y te hace vivir otras épocas, con un toque moderno por su reciente renovación. Un auténtico lugar con encanto de eso que gusta descubrir.

Paseo por la gastronomía. ¿Dónde comer en Carranza?

Nos encontramos en una zona con una tradición culinaria única, sana y variada. Un saber hacer transmitido de generación en generación y que hace doblemente especial el hecho de visitar este pueblo, esta zona.

Queremos reivindicar el Valle de Carranza como cuna de la tradición que, en muchos lugares, comienza a olvidarse. La globalización es genial, nos acerca mucho más a todos, pero contiene numerosos puntos negativos. Ni qué decir que, viajar a Australia o China en horas y vivir su cultura y su gastronomía es una pasada, pero acerca y globaliza los desastres como el que estamos padeciendo desde febrero de 2020.

Volvamos a la gastronomía, que es el tema que nos compete ahora, que ya nos estaba entrando hambre y no queremos que a nadie se le cierre el estómago. Hay que darle vida a los años. Contamos con una tradición milenaria en esta preciosa zona, contamos con la sabiduría de qué y cómo cocinar. Se trata de un equilibrio entre lo sano y lo rico, entre lo apetitoso y lo beneficioso para nuestro cuerpo.

¿Dónde comer en Carranza?

Entre los muchos lugares que se pueden visitar, recomendamos una tendencia que, hoy en día, vuelve a primar en la sociedad. ¿Dónde comer en Carranza? Volvemos a la tradición, a nuestros orígenes, volvemos a querer degustar las recetas de nuestra amoma, de nuestra abuela, las de siempre. La especialidad del Restaurante Pallottienea de Balneario Casa Pallotti >> es, precisamente, la que comentamos. Por ello, contamos con profesionales en la materia que cocinan con cariño y pasión, recetas que pueden parecer simples, en muchos casos, pero son sumamente sabrosas. También hay hueco para imaginar, recetas que forman menús especiales con platos sumamente trabajados como el hojaldre relleno de carrillera con una reducción de vino tinto en una pipeta que insufla la salsa al interior. También, otras como la berenjena rellena de hongos y seitán, para el público veggie, cada día más grande y presente. La sopa de pescado que hace llorar de alegría a algunos (verídico, lo he visto) por acordarse de la sopa de su abuela. Bonitos recuerdos sin duda, en un entorno único, para compaginar un paseo por nuestros bosques, visita a las cuevas o incursión en las aguas del Balneario.

En resumen, Karrantza da para mucho, para muchísimo. ¿Aún no has probado a venir? Tienes 4 planes pendientes, entre otros muchos, porque se trata de un pueblo con una gente increíble, amable, amigable y con ganas de que conozcas la tradición y cariño por hacer las cosas bien. No dejes de visitar el Valle de Carranza – Karrantza Harana.

También te puede interesar…

Déjanos un comentario:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *