4 aceites esenciales para sentirte mejor en el embarazo

4 aceites esenciales para sentirte mejor en el embarazo

Usados adecuadamente y con prudencia, no solo alivian muchos trastornos comunes en los meses de gestación, sino que también ayudan en el parto.

El embarazo implica muchos cambios en el cuerpo de la mujer, y algunos suelen ocasionar trastornos y molestias para los cuales no siempre se dispone de medicamentos adecuados o inocuos.

La aromaterapia para embarazadas ofrece soluciones naturales compatibles con la salud de tu bebé en gestación. Descubre sus beneficios para que tu embarazo sea una experiencia armoniosa.

Aromaterapia para embarazadas ¡con precaución!

La aromaterapia utiliza aceites esenciales cuyas principales propiedades terapéuticas son conocidas científicamente. Son sustancias volátiles extraídas de plantas medicinales aromáticas con una composición química muy compleja.

Al ser muy concentrados, deben usarse y dosificarse de forma apropiada. En general son seguros siempre que se administren adecuadamente.

Tanto en el embarazo como en la lactancia, hay una larga lista de aceites esenciales contraindicados. Hay que descartar principalmente los de menta (excepto la menta bergamota), salvia oficinal, romero alcanfor, ruda, tuya, hisopo oficinal, cantueso, canelas, palmarosa, clavo de olor o nuez moscada. Pero la lista sigue y algunos son potencialmente neurotóxicos y/o abortivos si se emplean en cantidades elevadas o de forma prolongada.

Hay que prestar especial atención, por tanto, a la seguridad. Es preferible no utilizar un aceite esencial si no estás segura de su inocuidad.

Te animo a buscar y seguir los consejos de un profesional de la aromaterapia, para utilizar solo los aceites esenciales seguros en el embarazo y con mejores resultados.

4 aceites esenciales permitidos en el embarazo

Hay aceites esenciales adecuados para cada etapa del embarazo y muchos pueden usarse desde las primeras semanas. Te resultarán muy valiosos para aliviar síntomas y dolencias comunes: náuseas, indigestiones, ardores de estómago, ansiedad, cansancio, estreñimiento, insomnio, resfriados y otras afecciones respiratorias, cistitis, dolores musculares y articulares, cefaleas, hemorroides, piernas pesadas, etc.

Las principales formas de administración son la vía olfativa, la cutánea y la oral. Algunos aceites esenciales se pueden oler y aplicar en la piel desde el primer momento del embarazo. En cambio, la vía oral requiere mucha más prudencia.

A continuación te mostramos las aplicaciones de 4 esencias que te ayudarán a sentirte mejor durante el embarazo.

1. Aceite esencial de limón

  • Náuseas, indigestión: toma 1 gota con un poco de sirope hasta 6 veces por día.
  • Prevención de contagios: en tu difusor pon unas 15-20 gotas durante media hora, 3 veces al día.

2. Aceite esencial de lavanda

  • Dolor de cabeza: aplica 2 gotas en las sienes.
  • Insomnio: echa 2 gotas en la almohada y aplícate 1 en cada muñeca.
  • Ansiedad: abre el frasco y aspira 5 veces seguidas.

3. Aceite esencial de ravintsara

  • Resfriado: aplica 3 gotas en cada brazo y 3 en el pecho, 3-4 veces al día.
  • Herpes labial: diluye 1 gota del aceite esencial en 1 gota de un buen aceite vegetal, 3-4 veces por día.

4. Aceite esencial de tomillo tujanol

  • Anginas, a partir del 4º mes: toma 2 gotas con un poco de aceite de oliva, 3 veces al día durante 4-5 días.
  • Cistitis, a partir del 4º mes: la misma fórmula, durante 7 días.

La mejor forma de usarlos para cada problema

Para mantener tu espacio vital limpio y libre de agentes patógenos puedes recurrir a la difusión de aceites esenciales con propiedades antisépticas, por ejemplo. La vía olfativa también te ayuda a equilibrar las emociones, controlar el estrés o disfrutar de un sueño reparador.

Los aceites esenciales penetran en tu organismo a través de la piel. La vía cutánea es la más apropiada para ti durante todo el embarazo. Podrás tratar resfriados, aliviar cualquier tipo de dolor, cuidar de tu piel y lograr un mayor bienestar general.

Sin embargo, la vía oral se propone en contadas ocasiones y por un tiempo limitado, por ejemplo, para tratar problemas digestivos o algunas infecciones.

Salvo algunas excepciones, no se contempla la vía interna antes del cuarto mes.

Aromaterapia para el parto: recibe a tu bebé con aromas

También en el parto la aromaterapia es muy apropiada. Algunos aceites esenciales ayudan en el momento del esfuerzo aportando valor y fuerza, alivian el dolor y relajan.

El clavo de olor y la palmarosa facilitan el parto gracias a sus propiedades uterotónicas, y dan vigor y resistencia. El laurel tiene propiedades antidolor y vigorizantes. La lavanda y la manzanilla romana alivian el dolor y calman.

Puedes también hacer un gran regalo a tu bebé aplicándote aceite esencial de rosa damascena. La rosa simboliza el amor incondicional. Es además relajante y reconfortante.

Empieza a usar el siguiente preparado aromático cuando rompas aguas:

  • Aceite esencial de clavo de olor, palmarosa y laurel: 1 ml de cada uno
  • Aceite esencial de lavanda: 2 ml
  • Aceite esencial de manzanilla romana: 0,5 ml
  • Aceite vegetal de avellanas: 24,5 ml

Aplícate 6 gotas de esta mezcla en la zona lumbar cada 20 minutos. Aplícate también una gota de rosa damascena en cada muñeca y otra en el centro del pecho.

Talasoterapia, el poder terapéutico del mar

Talasoterapia, el poder terapéutico del mar

Griegos, romanos y egipcios ya hablaban de las propiedades curativas del mar y aconsejaban los baños marinos como fuente de salud. “El mar cura todos los males del hombre”, decía Platón. De hecho, el uso del agua del mar con fines terapéuticos se remonta a más de 100 años atrás, cuando el francés René Quinton estableció las bases científicas de la talasoterapia moderna que había sido creada en 1869 por el doctor de La Bonnardière. Hoy en día, los denominados balnearios marinos conservan intactos los principios de esta terapia ancestral. Hacemos un recorrido por algunos de los centros de talasoterapia españoles, mientras descubrimos sus enormes beneficios.

¿En qué consiste la talasoterapia?

La talasoterapia (del griego Thalassa –mar- y Therapia –tratamiento-) usa el poder terapéutico del mar y el medio marino (algas, lodos, clima, agua de mar, arena, el plácton…), todos ellos con efectos astringentes y fortificantes. Según varios estudios, como el dirigido por el Doctor José Miguel Sempere junto a investigadores de la Universidad de Alicante y los Laboratorios Quinton, está más que probado que el agua del mar activa el sistema inmunológico y protege nuestro organismo contra virus, bacterias, defensas bajas y agentes patógenos.

Por tanto, la talasoterapia no consiste solo en tomar baños con agua de mar, sino que, como decíamos, los diferentes elementos del entorno marino como el sol, la brisa, el clima, el aire, los lodos, las algas… también contribuyen a mejorar nuestra salud. Así, podemos optar por los clásicos baños de hidromasaje, ducha, chorro… hasta masajes con algas, envolturas de fango, nebulizaciones, aerosoles, etcétera.

Además de las propiedades naturales del agua marina, gracias a su composición en sales minerales y oligoelementos casi idéntica a nuestro plasma sanguíneo, se suman los beneficios que se obtienen al mantener el agua caliente a temperatura del cuerpo. De esta manera, la talasoterapia facilita que los oligoelementos y minerales puedan penetrar más en el organismo gracias a la vasodilatación. Según el sindicato oficial de talasoterapia en Francia (France Thalasso) –que, aunque no regulada, ofrece una normativa con los requisitos que debe cumplir un balneario marino- esta es la razón de que una cura de talasoterapia no sustituya una sencilla estancia a orillas del mar; ya que deberíamos quedarnos unas horas en el agua de mar frío para gozar de los efectos de un baño de 12 minutos en un agua caliente.

Otros beneficios de la talasoterapia

  • El agua del mar contiene muchos minerales esenciales para el cuerpo que absorbemos a través de la piel como yodo, magnesio, selenio, zinc, silicio, sodio …
  • Excelente para la piel: aporta elasticidad y favorece la circulación. También para combatir problemas cutáneos como la dermatitis, eczema, psoriasis.
  • Recomendado por terapeutas para tratar problemas en articulaciones, artritis, y también asma.
  • Emocionalmente el mar nos ayuda a sentirnos bien, nos relaja y aporta tranquilidad, calma, armonía… Esto es debido a que favorece la producción de serotonina.

¿Dónde disfrutar de esta terapia?

En España encontramos varios centros de salud con instalaciones al borde del mar que aprovechan los beneficios del agua marina y que ofrecen circuitos de hidroterapia con chorros que estimulan el masaje linfático en distintas zonas del cuerpo: cabeza, hombros, espalda, abdomen, piernas, glúteos… uso de lodos, etcétera.

  • Hotel Gloria Palace San Agustín, en Gran Canaria. Uno de los centros de talasoterapia más grandes y mejor equipados de Europa con cerca de 7.000 metros cuadrados dedicados al relax. Centro pionero del turismo de salud en Gran Canaria, su piscina Puesta en forma, con distintas temperaturas (33 – 37 grados,) cuenta con 33 instalaciones de hidromasaje y tratamientos supervisados por un equipo médico para el tratamiento de afecciones reumáticas y problemas derivados del estrés. Diferentes tipos de masajes forman parte de su carta de tratamientos.
  • Hotel Louxo La Toja, en Pontevedra. Situado en la Isla de A Toxa, afamada por sus manantiales de aguas termales, su centro de talasoterapia con salida directa al mar cuenta también con tratamientos de hidroterapia y supervisión médica; así como todo tipo de tratamientos.
  • Talaso Poniente, en la costa cantábrica. Otro de los centros de talasoterapia más grandes de España. Cuenta con varias piscinas –exteriores e interiores- y diferentes circuitos.
  • Talasoterapia Zelai, en Guipuzcua. Se encuentra cerca de la playa de Itzurun, a la que se le atribuyen propiedades beneficiosas por su alta concentración en yodo.
  • La Perla, en San Sebastián. Uno de los balnearios marinos más antiguos que abrió sus puertas por primera vez en 1912.
  • Centro Vital Hotel Lodomar, en Murcia. A orillas del Parque Regional de las Salinas y Arenales de San Pedro de Pinatar, su agua presenta una elevada concentración de yodo y sales minerales.

Entra a conocer las diferentes terapias de nuestro Balneario: www.casavicentepallotti.com/balneario

¿Conoces los beneficios de la fangoterapia en la piel?

¿Conoces los beneficios de la fangoterapia en la piel?

Hace tiempo que se el uso del barro sobre la piel no falta en balnearios, spas y centros de estética. La fangoterapia tiene lugar desde el antiguo Egipto por sus propiedades curativas, y en la actualidad sobre todo recurrimos a ella con fines cosméticos para conseguir un buen aspecto de la piel.

No obstante, el fango cuenta con muchos otros beneficios que no deberías perderte, por eso desde Estetic.es te explicamos los más destacados para que no dudes en recurrir a ellos como alternativa natural:

1. EFECTO EXFOLIANTE

Las envolturas de barro son un perfecto exfoliante de rostro y cuerpo que permite una mayor entrada de oxígeno en los poros regenerando las células encargadas de desarrollar el colágeno y la elastina, también encargas de liberar las toxinas y de tensar el cutis.

2. MEJORA LA ELASTICIDAD

Los minerales que componen el barro son un verdadero bálsamo para la piel, de forma que mejora tanto su tono, como la elasticidad gracias al silicio, el zinc y el cobre.

3. REDUCE LA CELULITIS

El fango fomenta una correcta circulación sanguínea, lo que además se traduce en una reducción considerable de los acúmulos de grasa localizada, así como una mayor tonificación y un efecto reafirmante.

4. FAVORECE LA RECUPERACIÓN MUSCULAR

Los tratamientos a base de fangoterapia también se realizan en temas fisioterapéuticos. Y es que, los barros volcánicos, o incluso el fango mezclado con parafina contribuyen a una pronta recuperación deportiva y de las lesiones musculares, la artrosis o los problemas de osteoporosis. En estos casos se aplica mediante masajes terapéuticos o como baños intensivos de barro.

5. CUIDA LA SALUD DEL ORGANISMO

Su aplicación en el abdomen ayuda a paliar los problemas relacionados con la digestión mejorando el tránsito intestinal, mientras que si aplicamos el barro sobre la cabeza actúa como un descongestivo y alivia los dolores de cabeza y las cefaleas. Además, sus efectos sobre el cuerpo suelen ser refrescantes, revitalizantes e incluso, vigorizantes.